USA: 1-800-4GIBSON
Europe: 00+8004GIBSON1
GibsonProductsStoreNews-LifestyleLessonsCommunity24/7 Support
Noticias y Reportajes
Síguenos en
Compartir

10 Canciones para compartir en San Valentín sin sonrojarte

Raúl Barrantes
|
12.02.2013
Llega por fin esa época maravillosa en la que todo es amor, romanticismo, grandes ramos de rosas y miraditas cómplices entre gente enamorada. Llega San Valentín, un... un... ¡un soberano asco! Ya, sí, chicos y chicas, los rockeros de pro no nos prestamos a esta festividad empalagosa donde las haya. Y casi preferimos recordarla por lo que tiene que ver con la mitología gangsteriana y cierto episodio en Chicago, que por la llamada al consumismo del centro comercial de turno y las promesas de amor eterno en tarjetita de regalo. Y, sin embargo...
 
Venga, confesémoslo, todos hemos tenido algún desliz cuando del corazón trata la cosa. Y seguro que más de uno, aun habiendo jurado y perjurado que “nunca más regalaré bombones en cajita con forma de corazón”, ha pasado por el aro cuando llega febrero. Porque, qué demonios, amar es bonito, y cuando uno está enamorado, algunos principios se miran un poquito más de reojo. Especialmente si la persona objeto de nuestro amor es proclive a esto de festejar al santo de la uve.
 
Tampoco hay que ponerse dramáticos, la verdad. Muchos grandes artistas del rock han labrado su nombre a base de baladas, letras esponjosas cual algodón de azúcar y muchos “i will love you forever and ever”. Ésos, precisamente, no aparecerán hoy por aquí (¡lo sentimos, Meat Loaf!). Porque de lo que se trata ahora es de poneros en bandeja una buena ristra de canciones de amor que no os harán moriros de vergüenza cuando vuestros colegas sepan que se la habéis enviado al amor de vuestra vida. Canciones románticas para conservar la dignidad... ¡Aquí van!
 
Layla – Eric Clapton
Toda canción de amor decente tiene un algo de drama y tragedia. Lo que nos gusta de temas como el clásico Layla del gran Slowhand es que no pierde cierto puntito de amargura y desesperación en favor de la ternura empalagosa de esas baladas que preferimos no recordar. Un reverso tenebroso del enamorado que transita hacia un lado mucho más amable y dulce, casi nostálgico, de la coda final instrumental. 
 
I want you to – Weezer
Los californianos, con Rivers Cuomo a la cabeza, son bastante proclives a cierta inocencia explícita en sus letras. Pero que siempre viene acompañada de composiciones de power-pop realmente refrescantes, que alivian la gravedad del asunto amoroso. En este caso, este tema de Raditude es el perfecto ejemplo de cómo decir “te quiero” con alegría, ligereza y un ritmazo saltarín que invita a bailar y sonreír en lugar de ponerse serio en plan drama queen...
 
 
You give love a bad name– Bon Jovi
Vale, los chicos de New Jersey seguramente encabezarían otra lista, la del empalago romanticón con su costumbre en las últimas décadas de darse al baladón de radiofórmula. Pero, eh, quien tuvo, retuvo. Y este temazo de su primera época cuenta incluso con el sello de aprobación de un tunante como Barney Stinson, antítesis del amor en la serie Cómo conocí a vuestra madre (How I Met Your Mother). Pínchalo y declara con orgullo tu locura de amor por esa persona que te trae de cabeza.
 
You and me – Alice Cooper
El gran Alice Cooper también se ha puesto romántico en alguna que otra ocasión. Y no solo para gritar aquello de “tu amor es una poción venenosa”, sino también en modo más tranquilo y apacible. You and Me, además, fue su último gran éxito en entrar en el Top Ten americano hasta que llegó precisamente Poison, 12 años más tarde. Vale, es una balada, pero ésta sí nos gusta y, además, ¡la cantó a dúo con los Muppets!
 
 
Love of my life – Queen
Aquí tenemos el lado más tierno de Queen y Freddy Mercury, que fue el compositor de este tema, dedicado, además, a Mary Austin, con quien tuvo una relación durante muchos años. Una pequeña maravilla compuesta principalmente para piano donde el cantante mostraba muchas de sus influencias clásicas. Nadie puede resistirse a la delicadeza y buen gusto de una canción como ésta.
 
I believe in a thing called love – The Darkness
Más gamberros, pero sin perder la vena romántica, se pusieron The Darkness con el que fue su primer gran éxito. Un temazo de puro hard rock que no deja de ser una declaración de amor en toda regla. Eso sí, con un riff que despeina y un Justin Hawkins cantando como solo él sabe hacerlo. Para abrir tu corazón a tu pareja mientras haces cuernos con la mano... ¡sin que quede fuera de lugar!
 
 
You shook me all night long – AC/DC
No es una canción que hable precisamente de amor romántico, sino de lo que ocurre entre dos personas cuando lo hay. Bueno, también aunque no lo haya, pero vaya... En cualquier caso, os aseguramos que es un tema que tu pareja, si nos ponemos picantones, agradecerá y abrazará como toda una declaración apasionada. De amor... claro.
 
Sweet child o'mine – Guns N' Roses
Es, con el permiso de Don't Cry, la balada de Guns N' Roses. Un tema que habla de amor y de inocencia, pero que no cae en lo lacrimoso de aquélla, y que ha dejado para la posteridad uno de los riffs más deseados por quienes dan sus primeros pasos a la guitarra. Qué más decir del que ya es un clásico indiscutible del hard rock. 
 
Everlong – Foo Fighters
Que Dave Grohl es, en el fondo, un romántico, lo tenemos todos claro desde hace tiempo. Pero que sepa enfocar esa faceta en temas tan redondos y, eh, marchosos, como este Everlong es algo que tenemos que agradecerle. Todos deseamos también que todo siga siendo así de real y bueno durante mucho tiempo...
 
 
Nothing else matters – Metallica
Poder obsequiar a alguien con un tema de amor de un grupo que lleva la palabra “metal” en su nombre no suele ser demasiado fácil. Pero el clásico de Metallica es una balada heavy con todas las de la ley y todo un temazo de amor. El primero que acometió James Hetfield y que, aunque al principio provocó cierto rechazo en sus fans de toda la vida, con el paso del tiempo ocupa el lugar que merece en la discografía de la banda. Y, oye, fíjate bien en la letra y dinos que no es algo que querrías decirle sin falta a esa persona que amas. ¡Claro que sí!
 
 
 
blog comments powered by Disqus