Las guitarras Gibson son los instrumentos favoritos no solo por los mejores guitarristas pero también por los más excelsos coleccionistas.
 
Para ellos, es muy importante que su guitarra sea única, que haya sido tratada y cuidada como la primera de la línea de fabricación o como la ultima y por esta razón el número de serie no solo es su sello personal sino esa huella indeleble que garantiza que cada guitarra y bajo es único.
 
Y para los modelos del 2014, Gibson presenta un nuevo sistema de serie que incluye el año de fabricación, un detalle determinante para los coleccionistas. De esta forma cada guitarra con su respectivo número de serie indica el año, el orden de fabricación en la línea de producción y su respectivo numero propio de identidad. A continuación un ejemplo: