Frases memorables de David Lee Roth
La mágica historia de Van Halen
La Época Clásica de Van Halen


Parece mentira que han transcurrido 35 años desde aquel día de febrero de 1978 en el que Warner Brothers editó el debut discográfico de Eddie y Alex Van Halen, David Lee Roth y Michael Anthony, colectivamente conocidos como Van Halen. 

Al igual que ‘Are You Experienced?’ de Jimi Hendrix una década antes, el debut auto titulado de Van Halen marcó la llegada de un guitarrista eléctrico de primera que eventualmente se convertiría en uno de los más influyentes del rock y que cambiaría de manera irrevocable los linderos del género. 

Y no es solo la destreza impresionante de Eddie Van Halen en la guitarra lo que hace de este disco un clásico del rock pesado y uno de los más grandes debuts de todos los tiempos. Es, además, la enorme personalidad de David Lee Roth; la sólida sección rítmica de Alex Van Halen y Michael Anthony, así como las contribuciones de este ultimo a las criminalmente subestimadas armonías vocales; y por supuesto, canciones, canciones, canciones. Entre ellas, “Running With The Devil”, “Ain’t Talking ‘Bout Love”, “Little Dreamer” y las incendiarias reinterpretaciones de “Ice Cream Man” y claro está, “You Really Got Me”, el gran clásico de The Kinks.

Dicen que la definición de la suerte es estar en lugar adecuado en el momento adecuado. Pero sin el talento necesario esa dosis de suerte se convierte en una simple oportunidad pasajera. Este disco es el resultado de la ardua labor de un cuarteto que pulió su propuesta musical por varios años, tocando en toda clase de lugares donde podrían transmitir la efusividad de sus canciones e ir ganando más adeptos mientras mejoraban como banda con cada oportunidad presentada. Y cuando llegó su momento, pues…

La llegada de Van Halen coincidió con un punto en que el rock no estaba en su mejor momento: muchas de las grandes bandas de los años setenta estaban pasando por un época de transición o decadencia, mientras que el punk no había calado en el gusto de las masas estadounidenses y el new wave apenas empezaba a surgir.

Por otro lado la música disco y soul, así como el llamado ‘soft rock’, se encontraban en la cima de la popularidad. Dependiendo de la perspectiva de cada cual esta situación podía ser una lucha cuesta arriba o una gran oportunidad para una nueva banda de rock pesado como Van Halen. Y estos respondieron al reto con un legendario debut. 

Quizás el impacto del álbum no se sintió de manera tan inmediata como ‘Are You Experienced?’ o ‘Appetite for Destruction’ de Guns N’ Roses, por ejemplo. Y hay quienes dicen que esto se debe a que no se le reconoció debidamente su aspecto revolucionario ya Van Halen influyeron mayormente a una serie de bandas que rara vez han logrado el respeto de la crítica especializada: el pop metal de los ochenta. Pero es claramente evidente la influencia que ha tenido esta colección de canciones pues siguen tan vigentes a más de 30 años de su lanzamiento y el haber sobrepasado las 10 millones de copias vendidas.

Han transcurrido muchas cosas interesantes en estos últimos 35 años: la versión de “You Really Got Me” es prácticamente tan icónica como la original; el disco se encuentra en todas las listas de grandes álbumes de los setenta. La revista Rolling Stone lo incluye en su listado de los 500 Más Grandes de Todos los Tiempos y Guitar World lo ubica en el lugar número siete de álbumes enfocados en la guitarra.

Pero lo más notable es cómo Van Halen se ha convertido desde entonces en una de las más grandes bandas de todos los tiempos y la transición de Eddie Van Halen de nuevo talento explosivo a leyenda indiscutible del rock y de la guitarra. Ejércitos de imitadores han tratado de igualar su magia y virtuosismo pero no han podido plasmar el encanto que rodea estas canciones.

La música de este cuarteto original suena como que vino de la nada y años de familiarización no han podido diluir su impacto. Tanto así que 35 años después del lanzamiento de este álbum millones de fans - muchos de ellos aun no nacidos en 1978 – son fanáticos de la banda. Y todo empezó con este disco.