USA: 1-800-4GIBSON
Europe: 00+8004GIBSON1
GibsonProductsStoreNews-LifestyleLessonsCommunity24/7 Support
Noticias y Reportajes
Síguenos en
Compartir

Consejos para comenzar a dar clases de guitarra

Kiko Jones
|
16.07.2013
No es un secreto que la guitarra es el instrumento más popular en todo el mundo. Su presencia imponente en un sin fin de géneros musicales diversos, su habilidad de expresar acordes con una gran riqueza, y su fácil manejo y portabilidad son factores que lo han hecho el instrumento numero uno a nivel global.
 
Es más que obvio asumir, pues, que una cantidad significativa de personas les interese incursionar en la guitarra, ya sea con aspiraciones profesionales o con fines de simple diversión. 
 
Pues resulta que has llegado a un punto en que tus conocimientos son más que promedio en el instrumento y deseas compartir ese aprendizaje y talento. Y por qué no, hacer algo de dinero por igual. 
 
Excelente idea. Pero antes de embarcar en esta aventura hay ciertas cosas que sería bueno tomar en cuenta. Es por eso que en esta oportunidad quisiéramos ofrecer unos consejos para aquellos que estén contemplando dar lecciones de guitarra y obtener los mejores resultados posibles tanto para los alumnos como para si mismo. Arranquemos, pues.
 
Asegúrate de estar listo para dar clases
Este se aplica a todos los aspirantes a profesor no importa su nivel de conocimiento en la guitarra. Es vital sentirse preparado mental y espiritualmente para dar clases pues se requiere paciencia y apertura para poder lograr sacar el máximo de cada alumno. Y el hecho de que uno se encuentra en una posición bastante influyente que podría determinar el curso del aprendizaje de cada alumno, no debe tomarse a la ligera. Una posición rígida, carente de creatividad y/o antagónica es de poco provecho para ambas partes y debe evitarse a toda costa. Es por eso que uno tiene que realmente sentirse que puede ofrecer un ambiente provechoso para la enseñanza antes de lanzarse a ella.
 
Establece desde un principio cuál es el nivel de conocimiento del alumno
Si vas a aceptar alumnos de todo nivel es importante establecer este desde el mismo principio, pues si impartes lecciones mas allá de la capacidad del alumno podrías frustrar sus intenciones. Por otro lado, si el contenido de tus lecciones está por debajo de sus habilidades y les ofrece poco reto, podría aburrirse. En ambos casos, no se tiene un alumno satisfecho con sus clases, lo cual se puede evitar prontamente y de forma sencilla si se toma en cuenta inicialmente.
Otro asunto vital es tener claro que no importa cuál sea el nivel del estudiante, no todo el mundo aprende de la misma forma ni a la misma velocidad, lo cual es muy importante discernir si se quiere lograr que las lecciones sean productivas.   
 
Conoce el género musical que le interesa a tu alumno
Por supuesto que hay elementos básicos universales que todos necesitan y deben aprender y conocer dentro del proceso de enseñanza de la guitarra. Pero quizás no sea provechoso abundar mucho en el estilo de, digamos, Wes Montgomery, si el alumno tiene aspiraciones de tocar o ya se encuentra tocando metal, por ejemplo. Especialmente si no se muestra muy receptivo a esta vertiente. Es bueno establecer esto temprano en el proceso para de esta forma ahorrar tiempo y mantener el alumno más enfocado.
 
Mantén un patrón de enseñanza fluido
Un talentoso profesor de guitarra sabrá encaminar a sus alumnos por donde más le convenga a estos, aun cuando los estudiantes quieran irse por la vía más rápida o tomar atajos. No hay aprendizaje sin sacrificio y hay que darle con ganas al asunto para poder salir adelante. Es por esto que uno debe saber maniobrar bien estas situaciones y demostrar con lecciones metódicas pero diáfanas porque es importante el proceso y como les va a beneficiar mantener una línea que les permita aprovechar al máximo las enseñanzas impartidas. En otras palabras, hay que establecer de manera ligera pero eficaz el que el proceso de la enseñanza es el vehículo que encamina los deseos que se contemplan lograr con el instrumento.
 
Recuerda que las clases deben ser divertidas
Si, te están contratando como profesor para que les enseñes una disciplina. Pero no es álgebra o química… ¡es la guitarra! Y ya sean principiantes o guitarristas avanzados tus alumnos, el asunto es pasarla bien, ¿no? Un profesor, no importa cuán diestro y talentoso sea, debe llevar un balance entre enseñanza y diversión. Si las clases no son divertidas y no inspiran a que los estudiantes participen en cada sesión entre ustedes, probablemente buscarán otro profesor prontamente. Así que manos a la obra, en este caso una de seis cuerdas y hermosas curvas.
 
¡Buena Suerte! 
 
blog comments powered by Disqus