USA: 1-800-4GIBSON
Europe: 00+8004GIBSON1
GibsonProductsStoreNews-LifestyleLessonsCommunity24/7 Support
Noticias y Reportajes
Síguenos en
Compartir

Consejos para elegir un profesor de guitarra

Kiko Jones
|
11.06.2013
 
Ya sea eléctrica o acústica, la guitarra es sin duda el instrumento más popular en todo el mundo. Por más de medio siglo ha sido el instrumento base del rock; su perfil es de gran importancia dentro del jazz; ha sido y continúa siendo punto de partida para una gran cantidad de cantautores y sus contribuciones a un sin fin de géneros tanto de música popular como a estilos étnicos y especializados, son numerosas y en muchos casos debidamente vitales.
 
Y la ventaja de su fácil manejo y portabilidad, además de su riqueza armónica y musical, han contribuido de forma indiscutible en que tenga una presencia tan pronunciada por todo el globo. Un logro más que merecido, por supuesto.
Entonces, cuando se habla de un instrumento con una popularidad tan arraigada, siempre habrá una gran cantidad de personas que quieran aprender a tocarlo. Y a la vez serán numerosas las ofertas de aprendizaje de parte de una serie de individuos dispuestos a impartir sus conocimientos a quienes deseen iniciar su aprendizaje o quieren avanzar más allá de sus condiciones actuales en el instrumento.

Y como el estudio de la guitarra involucra una empresa creativa y de algo de subjetividad, hay que tener cuidado a la hora de elegir a un profesor con quién estudiar. En esta oportunidad ofreceremos algunos consejos para aquellos que estén contemplando navegar las aguas de las seis cuerdas y contratar un profesor que les ayude llegar al puerto musical que anhelan.   
 
Asegúrate de estar listo para tomar clases
Este consejo se aplica más bien a quienes ya tocan guitarra y buscan avanzar en sus conocimientos. Es muy importante el estar seguro de estar listo para tomar clases ya que esto requiere abrirse a nuevas ideas y conceptos, los cuales serán impartidos por un individuo en particular.  Esto es vital para que haya fluidez en las clases y poder aprovechar el tiempo de enseñanza al máximo. No se logra nada si, por ejemplo, se considera que tomar clases es un proceso rígido y supresor de creatividad y se decide contratar un profesor de todas formas, pues esto puede crear una situación antagónica y de poco provecho para ambas partes. 
 
Busca recomendaciones
Algún amigo o familiar que haya tomado clases de guitarra es un gran y valioso recurso a la hora de elegir un profesor de guitarra. No lo eches a un lado, pues te puede ahorrar tiempo, dinero y hasta dolores de cabeza.

Elige un profesor que sepa impartir clases a tu nivel
No todo el mundo aprende de la misma forma, ni a la misma velocidad. Martin Mena, cantautor y profesor de guitarra por unos 20 veinte años comenta que "para algunos tocar la guitarra puede parecer un poco difícil. Es de conocimiento común que para aprender algo se requiere práctica y dirección, pero es la motivación dentro de cada cual lo que lo llevará tan lejos y tan rápido como desee". Y como no todos somos iguales a la hora de embarcar en un nuevo aprendizaje, es ideal contar con un profesor sensible a esta situación. A propósito, esto no solo se aplica a principiantes en la guitarra sino a estudiantes avanzados por igual, ya que sería frustrante el que se sienta uno incómodo con el nivel de enseñanza a impartir, ya sea más o menos avanzado de lo que andamos buscando en un profesor. 

Establece el tipo de enseñanza que deseas
Es obvio que un talentoso profesor de guitarra sabrá lo que más le convenga al estudiante, inclusive en aquellas oportunidades en que este último quiera tomar la vía más corta, más rápida o menos ajetreada. No hay aprendizaje sin sacrificio y hay que darle con ganas al asunto para poder salir adelante. Ahora bien, la idea es encontrar a alguien que encamine los deseos que se contemplan lograr con el instrumento y no ser vehículo de los anhelos de un profesor. En otras palabras, hay que asegurarse de que las enseñanzas encaminen a uno por donde uno quiere ir. Si lo que quieres es aprender blues, elegir a un guitarrista clásico como profesor, es probablemente una mala idea, por ejemplo.

Recuerda que el proceso deber ser divertido
Si, se está contratando a un profesor para aprender una disciplina. ¡Pero es la guitarra! Y no importa si eres principiante o guitarrista avanzado, el asunto es pasarla bien, ¿o no? Un profesor, no importa cuán diestro y talentoso sea, debe llevar un balance entre enseñanza y diversión. Si las clases no son divertidas y no te inspiran a anticipar la próxima sesión entre ustedes, probablemente es hora de buscar otro profesor. ¡Buena Suerte!
 
blog comments powered by Disqus