Todos sabemos y admiramos la carrera de uno de los guitarristas más versátiles del momento, “Captain” Kirk Douglas de la banda The Roots, los compañeros de estudio cada noche en el show Late Night with Jimmy Fallon de NBC.
Entre sus guitarras favoritas tiene o tenía una Epiphone Crestwood modelo 1961 que ha tenido en su arsenal no solo en grabaciones con The Roots y otros proyectos.

Así que cuando Kirk veía cómo Prince – uno de sus ídolos musicales – usaría su preciada '61 Crestwood para interpretar “Bambi”, el “Captain”  estaba más que feliz. Y se preparaba para disfrutar de la presentación, todo era perfecto, Prince, Prince con su Epiphone, fantástica combinación...



Pero de la nada llego un momento histórico, de esos que quedan grabados en la memoria de todos y gracias al poder de las redes sociales muchos lo vieron alrededor del mundo. Fue así que mientras terminaba la canción, Prince lanzaba al aire la guitarra Crestwood y simplemente se rompía en varias partes cuando caía al piso para la sorpresa de los asistentes, televidentes y el propio Douglas.

Muchos rumores han circulado por meses, así que la mejor versión de todo lo ocurrido pertenece al propio “Captain” Douglas:

¿Cuéntanos exactamente qué paso esa noche?
Básicamente, Prince llegó a la prueba de sonido sin guitarra. Creo que estaba en camino al estudio, pero él ya estaba ahí y no quería perder el tiempo. Así que Keith, nuestro stage manager, le ofreció mis guitarras para probar. Tengo varias disponibles pero la Epiphone Crestwood capturó su atención. Creo que fue por la correa que tenia, porque tenía algo purpura…Creo que fue la primera opción por cómo luce. Es una guitarra muy original, no son comunes y luego del incidente mucha gente me envió información sobre los modelos disponibles de la época, 61, 62…
 
Así que usó la Crestwood para la prueba de sonido. Luego la guitarra de Prince llegó y finalizó la prueba con su propia guitarra. Antes del show, Keith se me acercó a decirme que Prince quería usar la guitarra para la presentación y que quería comprarla. Le respondí que por supuesto la podía usar pero que no pensaba venderla, luego mi guitarra desapareció y volvió a su lugar momentos antes del último ensayo.

Prince salió al escenario, estábamos ahí muy cerca, vimos la primera canción. Luego se me acercó y me dijo que quería ver otra vez la guitarra. Como fan le dije ‘¡Claro!’. Y luego la usó para su canción ‘Bambi’, uno de sus clásicos, con mi guitarra, la verdad fue un momento increíble.

Es una de tus guitarras favoritas
Sí, tiene unos tonos increíbles y con mi guitarra esa canción sonaba muy bien. Al final de la canción pensé que la iba a poner atrás de su cabeza, como suele hacerlo, pero siguió tocando y luego simplemente voló por el aire. No lo podía creer, estaba ahí viendo mi guitarra volar y luego caer muy fuerte en el piso.

Pero no es la primera vez que Prince hace esto…
Así es, él es conocido por lanzar sus guitarras al aire y tener a alguien para atraparlas. Pero desde este incidente, he oído de otras personas que me cuentan que lo ha hecho, las lanza y simplemente no hay nadie para agarrarlas. Y de alguna manera arregla el asunto. Pero el ha creado su carrera y es excéntrico y lanzar guitarras es una de sus excentricidades. La verdad no se qué pasa por su cabeza cuando decide hacer eso…

Qué pasó luego del incidente…
Yo fui a la sala de control, él fue y se disculpó, me dijo que arreglaría todo. Yo tenía la guitarra rota en mis manos y le pedí que si me podía dar un autógrafo. Le dije “bueno, la rompiste, ¿por lo menos la puedes firmar?”. El respondió “No, yo no he firmado nada desde los setenta”. Así, ya tengo mi propia historia con Prince, tal como la tiene Dave Chappelle o Kevin Smith. ¡Yo tengo mi propia anécdota con Prince!



Lo más curioso de todo esto es que la única razón por la cual esta guitarra estaba en el estudio era porque yo me estaba preparando para tocar en un tributo a Prince que haríamos en el Carnegie Hall la siguiente semana. Pero no hay problema, hay que tener sentido del humor, no hay que ser dramáticos…

¿Cuál es la historia de tu Epiphone Crestwood?
Encontré esta guitarra hace algunos años, quizás en el 2004, en la tienda 30th Street Guitars en Nueva York y Matt Brewster la había restaurado. Hizo un gran trabajo y cuando lo veo me pide comprármela porque sabe que es un instrumento muy especial. Cuando fui a la tienda y la conecté me impresionó inmediatamente el poder y su tono singular. Si ver las pastillas, son las mismas que tienen las Firebird. Toda una joya.

Si tuviera que vivir esta experiencia no lo dudaría, porque el dialogo que he logrado con la gente ha sido maravillosos. Mucha gente me ha escrito para darme ‘condolencias’. Los músicos entienden ese dolor de que algo le pase a un instrumento que quieres. Muchos me dicen que no la repare, que la deje así, que la enmarque… de todo me han sugerido (risas). 
right
También me llamaron de Epiphone y fue increíble. No sabía que este modelo había sido re-editado. No hubiera encontrado una nueva si de rápido. Me han escrito muchos fans, amigos, desconocidos, Vernon Reid de Living Colour, Pete Stroud de la banda de Sheryl Crow y los mismos fans de Prince. Y bueno, la guitarra volvió a mí, re[arada y ahora tengo un renovado espíritu de apego a esta guitarra, porque hemos ya vivido muchas cosas.

Al final, no es tan grave. Lo más importante para mi es que se mantenga el tono de lo que ya he grabado y que esas canciones salgan pronto.

¿Con The Roots?
Con mi banda Dust Rays, que es un proyecto en el que tengo la oportunidad de conectar mi guitarra al amplificador y pretender que soy Marty McFly tocando frente a un gran ampli. Siempre que encuentras una guitarra que tiene ese sonido particular, que sientes, que disfrutas se convierte en algo muy especial. Nace una verdadera unión entre tú y tu instrumento. Hay muchas guitarras en el mercado, pero esta Epiphone en muy especial para mí. Pienso en todas las personas que la han tocado antes de mí y en quien hizo todas las modificaciones para que quedara con ese particular sonido.

Es un misterio para mí el sonido que tiene y lo que he logrado hacer en algunas grabaciones. Fue un honor para Prince tocar esa guitarra, pero no puede ser él la última persona en la historia que la tocaría. Por esto es que es un gran placer el tenerla de regreso. Recibí la guitarra reparada horas antes del concierto tributo y Prince se encargó de que quedara en perfecto estado. Nunca me arrepentiré que él la haya utilizado, de algo negativo sale algo muy positivo y definitivamente esta es una muy buena historia. El sonido si me preguntan, ¡perfecto!