USA: 1-800-4GIBSON
Europe: 00+8004GIBSON1
GibsonProductsStoreNews-LifestyleLessonsCommunity24/7 Support
Noticias y Reportajes
Síguenos en
Compartir

Entrevista Gibson: Robert Levon (Black Rebel Motorcycle Club)

Michael Leonard
|
06.05.2013
El 2013 ha sido un año determinante para Robert Levon. El cantante/bajista/guitarrista ha reunido la banda de su fallecido padre – The Call – y ahora Black Rebel Motorcycle Club acaba de lanzar su nuevo álbum ‘Specter at the Feast’ que acompañan de una exitosa gira. Y hoy hablamos del presente del grupo, su bajo Epiphone y la extensa colección de guitarras Gibson de su compañero Peter Hayes.

The Call fue una aclamada banda de los ochenta liderada por el padre de Robert, Michael Been. Y Michael fue también vital en la historia de Black Rebel Motorcycle Club. Michael era su ingeniero de sonido en vivo cuando súbitamente falleció en el 2010.

Y Robert tomó el lugar de su padre en la reunión de The Call en una serie de shows que se realizaron en Los Ángeles en el abril de este año, conciertos que se lanzará pronto en un DVD.


Foto: Arminé Iknadossian


En el nuevo disco de BRMC, hay un tributo a su padre con un cover de “Let the Day Begin”, una de las canciones más populares de The Call en los ochenta.

La reunión de The Call fue tu idea o como comenzó esto…
No estoy seguro de quien fue la ‘idea’, simplemente conectamos. Ellos han sido mi segunda familia cuando estaba creciendo. Siempre estaba de gira con mi padre así que los conozco muy bien. Pasamos un año buscando el momento ideal, la espera fue larga pero valió la pena. Cuando me cuelgo ese bajo de mi padre claro que siento una gran presión. Su rango vocal es mucho más amplio que el mío, no sé cómo tal lo hicimos, pero lo hicimos.

¿Cómo fue el tocar la música de tu padre?
Yo era un manojo de nervios antes de los shows. Fue intenso. Tenía 20 canciones que debía aprenderme, canciones que pensé que me sabia… lo que venia después del puente, el tercer verso…fue algo difícil. 
 
Pero no era un concierto solo para rendir un homenaje a mi padre, también fue algo emotivo para todos los muchachos en la banda. Ellos siguen ahí, siguen tocando música, a pesar de los inconvenientes. Fue algo muy grande que hicimos para ellos.
Has comentado que tu padre no veía que tenias inclinaciones musicales cuando eras un niño…
Cuando comencé a tocar guitarra tenía como 13 años y no entendía el concepto de la música. Estaba por entrar a la pubertad musical. Mi padre le dijo a mi madre que se tranquilizara que no seguiría sus pasos.  Pero por fortuna, un par de años más tarde tome el bajo y veía que trabajaba mejor en mi cerebro. Y me volví un bajista muy decente rápidamente. La guitarra llegó años más tarde, me tomó más tiempo.

He leído algo interesante sobre el cerebro humano y su capacidad auditiva entre los 14 y 16 años, ese cambio súbito en el cerebro que sucede en ese tiempo. Crecí oyendo mucho heavy metal con mis amigos, era más un asunto de comunidad. No creo que realmente estaba escuchando, era algo que compartía con esos amigos. Pero luego oí “Leave Them All Behind” de Ride. Y fue como si mi mundo cambiara de blanco y negro. Un antes y un después. Todo cambio y desde entonces cambio mi forma de oír música, Stones Roses, The Verve y clásicos de Led Zeppelin, por supuesto, pero todo cambio ese día. 

Specter of the Feast es un disco de extremos, desde guitarras delicadas hasta un sonido fuerte y muy rockero…
Es atmosférico, un sonido que logramos capturar de forma muy interesante en este disco. Era lo que necesitábamos y se sentía natural. Hacer música es buscar el capturar algo en el espacio y el tiempo. Y así como hay un lado suave en el disco, hay cortes en los que simplemente estrellamos nuestras cabezas contra la ventana. Vamos y visitamos polos opuestos y así todos ganan. 
Fue un proceso muy personal, por todo lo que estaba viviendo y luego la creación de algo que me satisface mucho. En algún momento estaba muy mal y necesitaba ayuda para levantarme de la cama, así que le doy crédito a todos a mi alrededor para que esto saliera adelante.

Eres un bajista muy melódico, ¿quiénes son tus mayores influencias?
Primero Peter Hook. Su estilo es desafiante. También cosas de los discos de Ride y Verve. Tengo la tendencia de ser más agresivo, más inclinado a mi lado americano… discos de Hendrix, Nirvana, todos esos bajos me han inspirado. 

Principalmente tocas un bajo vintage Epiphone Rivoli (un familiar del Gibson EB-2D), ¿porque la elección de ese instrumento tan particular?
Mi primer bajo fue el primero que pude comprar, porque no podía comprar uno en Guitar Center. Lo encontré en una prendería en San Francisco y era el único bajo en la pared que realmente valía la pena. Costaba 800 dólares  pero tenía muchos rayones y me quejé con el administrador del local, le pedí una rebaja. El no sabía de bajos y luego de muchas quejas logré que me lo vendiera por 400 dólares. Se ajusta perfectamente a mi estilo, por ser de escala corta y por ser ligero. 
Realmente me cuesta mucho tocar otros bajos ahora. Es así de simple, es como pasar de manejar un auto de carreras a un camión de la basura. El feedback no es tan malo incluso cuando pasa no se siente bien. Con otros bajos es imposible lograrlo. Es perfecto para mí. 

Black Rebel Motorcycle Club tiene la imagen de ser una banda de guitarras fuertes. Tu y Peter Hayes usan varias Gibson y Epiphone double-cut en los shows...
Así es. Pete viaja con nueve guitarras Gibson, todas con afinaciones diferentes. Es un poco molesto porque no hay espacio para más (risas). Cuando toco la guitarra suelo usar una de sus 335. A veces es difícil tener rangos diferentes, pero eso es lo que ha hecho mejor nuestro sonido. Aprender a tocar líneas que se complementen entre sí. Con mi bajo puedo ir muy bajo, pero puedo tocar melodías altas. Es lo que hace que tengamos un sonido muy variado con Pete y así parece que ha funcionado bien.
blog comments powered by Disqus