USA: 1-800-4GIBSON
Europe: 00+8004GIBSON1
GibsonProductsStoreNews-LifestyleLessonsCommunity24/7 Support
Noticias y Reportajes
Síguenos en
Compartir

Grant Green un verdadero fenómeno y leyenda de la guitarra

30.10.2013
La historia de las artes—así como la música en particular, por supuesto—está llena de trayectorias de artistas cuya popularidad e influencia luego de su partida crece de una forma que prácticamente opaca a su presencia en vida. Es un fenómeno que inclusive abarca a figuras de la talla de Jimi Hendrix, por ejemplo. Grant Green es otro.
 
Nacido el 6 de Junio de 1935, en la ciudad de St. Louis, Green se hizo profesional a los 12 años de edad tocando música popular del momento antes de inclinarse por el jazz. En esos principios llegó a tocar con el gran Elvin Jones, quién luego fuera baterista de John Coltrane. Green tocaría mas adelante con Jones durante la década de sesenta cuando se estableció en Nueva York.
 
A su llegada a la Gran Manzana Green conoció a Alfred Lion, fundador del afamado sello disquero Blue Note, quien se sintió tan impresionado por el talento de Green en la guitarra que le ofreció grabar para el sello como líder en vez de acompañante. La unión del guitarrista con Blue Note resultó ser bastante fructífera ya que entre 1961 y 1965 ningún otro músico apareció en más discos de Blue Note que Green, ya fuese como líder o acompañante. 
 
Durante esta época prolífica de su carrera, Green grabó más de 20 álbumes como líder. Se destacan entre estos, ‘Green Street’ [1961], ‘Grantstand’ [1961], ‘Sunday Mornin’’ [1961], ‘The Latin Bit’ [1962], ‘Feelin’ the Spirit’ [1962]; ‘Idle Moments’ [1963], con la participación de Joe Henderson y Bobby Hutcherson, en el saxofón y vibráfono, respectivamente; ‘Matador’ [1964] y ‘Solid’ [1964], estos dos últimos contando con McCoy Tyner en el piano y Elvin Jones en la batería. De esta etapa con Blue Note se les considera a ‘Idle Moments’ y a ‘Solid’ como sus mejores trabajos para el sello.
 
Green dejó a Blue Note en 1966, grabando para varios sellos posteriormente, aunque durante 1967-1969 Green se mantuvo poco productivo debido a problemas personales y una adicción a las drogas. En 1969 retornó a Blue Note, ahora con una banda influenciada por el funk. Fue durante esta época que grabó los exitosos álbumes ‘Green is Beautiful’ [1970] y la banda sonora de la película ‘The Final Comedown’ [1971].
 
Su estadía con Blue Note sería más corta esta vez, marchándose en 1974. Además de lo prolífico que fue durante sus años con el sello, su relación con Blue Note también se caracterizó  por el apoyo que Green le dio a importantes figuras del sello, como los saxofonistas Hank Mobley, Ike Quebec, Stanley Turrentine y el organista Larry Young.
 
Durante su carrera Green trabajó mayormente a trío, junto a un organista y baterista, y se desenvolvió en las áreas de hard bop, soul jazz, bebop y de influencia latina, adquiriendo una reputación por tener una fluidez rítmica única en la guitarra. Esto viene de haber trabajado ampliamente tocando R&B en sus inicios, así como la influencia del gran guitarrista Charlie Christian y el saxofonista Charlie Parker, ambos músicos legendarios del jazz. Su estilo en el instrumento se caracteriza, además, por ser altamente reconocible.
 
En cuanto a modelos con los cuales se desempeñó, Green tocó principalmente una Gibson ES-330, una L7 y una Epiphone Emperor. Según su buen amigo, el también notable guitarrista George Benson, Green prefería anular las frecuencias altas y bajas de su amplificador y acentuar la frecuencia media, para de esa forma lograr su sonido tan particular.
 
Green se encontraba bastante débil de salud en el año previo a su muerte y había permanecido interno en hospitales durante una buena porción de este. De hecho, contrario a las recomendaciones de sus médicos, decidió salir de gira y estando en Nueva York para cumplir con un compromiso artístico, murió de un paro cardíaco el 31 de Enero de 1979.
 
Tras su fallecimiento, la reputación y popularidad de Green han crecido de manera impresionante. Críticos de jazz lo han considerado altamente subestimado en vida y uno de los pocos celebrados héroes de la guitarra en el jazz. Se le considera además el “Padre del Acid Jazz” y sus grabaciones han sido sampleadas por artistas de nuevas generaciones como Public Enemy, A Tribe Called Quest, US3 y muchos más.
 
 
 
blog comments powered by Disqus