USA: 1-800-4GIBSON
Europe: 00+8004GIBSON1
GibsonProductsStoreNews-LifestyleLessonsCommunity24/7 Support
Noticias y Reportajes
Síguenos en
Compartir

Herramientas esenciales para el guitarrista con alma de lutier

Raúl Barrantes
|
03.06.2014
¿Eres de los que no tienen miedo de encargarse del mantenimiento de sus propias guitarras? ¿Estás decidido a hacerle frente a los ajustes típicos de unas seis cuerdas sin pasar por el lutier? Ya sea por afición o por necesidad, el caso es que todos los guitarristas nos hemos enfrentado alguna vez a diferentes tareas de bricolaje guitarrero: desde el más básico cambio de cuerdas, hasta labores de entonación u activación, ajustes de altura, y llegando incluso a retos más complicados como cambios de pastillas, reparaciones o sustituciones de electrónica interna, arreglos de trastes, etc.
 
Ponerse manos a la obra uno mismo con las tareas de mantenimiento y ajuste de una guitarra requiere algo de valor, especialmente cuando uno es más bien novato. Pero, al mismo tiempo, produce una enorme satisfacción cuando las cosas salen bien y uno ha sido capaz de hacerlo por sus propios medios. Es, de algún modo incluso, una forma de conectar aún más con un instrumento con el que ya compartimos muchas penas y glorias musicales.
 
Pero, para ello, conviene tener a nuestra disposición una serie de herramientas que no solo es que puedan hacernos la vida más fácil cuando nos ponemos en plan DIY, sino que en muchos casos son completamente esenciales, y no tenerlas es una apuesta segura por el fracaso y la frustración. Así que, toma buena nota, y comprueba si en tu caja de herramientas tienes lo siguiente...
 
Una manivela o pegwinder
Vale, ésta no es una de ésas completamente esenciales: uno puede cambiar sus cuerdas sin tener una de estas manivelas que en inglés se conocen como “pegwinders” y que en castellano aún no hemos acabado de bautizar con toda la precisión necesaria.. Pero te aseguramos que desde el momento que pruebes una, no querrás enfrentarte de nuevo a esta tarea sin ella. Resulta incluso cómico lo útiles que son, y cuánto pueden acelerar un cambio de cuerdas. La mayoría, además, incluyen una muesca que es realmente útil, sino básica, para levantar los pernos de un puente de guitarra acústica y liberar las cuerdas.
 
Alicates de corte
De nuevo, no son realmente una condición sine qua non. Siempre y cuando no te importe que los sobrantes de tus cuerdas se bamboleen en la pala y amenacen con sacarte un ojo a ti y a tu compañero de banda más cercano. Pero útiles son un rato. Retirar unas cuerdas usadas es mucho más fácil si, tras aflojarlas, las cortas por el centro. Y, en fin, demonios, no nos imaginamos tener que trabajar con largos alambres metálicos sin tener unos buenos alicates de corte a mano...
 
Destornilladores y llaves allen
Seguramente no necesitarás un destornillador para cambiar tus cuerdas, pero para casi cualquier otra tarea de bricolaje guitarrero que quieras acometer, o los tienes, o game over. Necesitarás destornilladores planos y de estrella (o phillips), y también llaves allen para diferentes tareas. Desde octavar la guitarra, a ajustar la altura de las pastillas o la acción de la guitarra, setear correctamente la curvatura del mástil, o acceder a las entrañas de la guitarra para revisar o reparar la electrónica.
 
Nuestro consejo es, además, que tengas un juego de destornilladores y llaves exclusivo para la guitarra, y no realices otras tareas con ellos. De esta forma te asegurarás de que están en buenas condiciones cuando necesites realizar algún ajuste, en lugar de echados a perder por tu cuñado cuando te ayudó (o eso dice él) a realizar aquellas chapuzas domésticas la semana pasada. ¡Ah, y conserva las herramientas que vinieran con tu guitarra! Normalmente son llaves allen de algún tipo, y en muchas ocasiones de características específicas difíciles de sustituir.
 
Multiherramienta
Otra opción es hacerte con alguna de las diferentes multiherramientas que hay en el mercado diseñadas especialmente para guitarristas. Algunas no dejan de ser una especie de navaja suiza enfocada a las seis cuerdas, con alicates, pinzas, destornilladores, allen cuya calidad no siempre es equiparable a la de estas mismas herramientas sueltas. Otras son en realidad manivelas con algún extra, como alicates incorporados, que resultan realmente prácticas.
 
Un afinador... o mejor, varios
Y decimos varios por dos motivos: primero, porque si tu afinador está constantemente en tu pedalera, no es el afinador que deberías usar para tus tareas de mantenimiento. Principalmente porque, seguramente, no lo tendrás en casa cuando necesites cambiar cuerdas, o te darás cuenta de que se te ha olvidado en el local cuando tengas la guitarra desmontada. Resulta más práctico tener uno dedicado en exclusiva a estos menesteres.
 
Por otro, tener un par de afinadores diferentes te ayudará a comprobar la precesión de algunas tareas, como la entonación del instrumento. No hace falta que sean afinadores carísimos, pero tener un par de referencias nunca está de más.
 
Soporte de trabajo (¡y una mesa de trabajo!)
Existen en el mercado diferentes ayudas para trabajar cómodamente con una guitarra, y la mayoría pasan por ser algún tipo de soporte para el mástil, de forma que la pala quede elevada y no toque la superficie de trabajo. Así podrás acceder cómodamente a las clavijas de afinación, por ejemplo, algo que, créenos, no es nada desdeñable. Y, ya de paso, intenta realizar todas tus tareas en algún tipo de mesa o banco dedicado a tal efecto. O, al menos, despejado de trastos y protegido para que puedas trabajar cómodamente y sin provocar disputas familiares: nada mejor para la armonía de un matrimonio que rayar la mesa del comedor al cambiar las cuerdas de nuestra guitarra...
 
Juego de reglas y medidas
Si piensas realizar tareas como ajustar la acción de la guitarra, necesitas un buen juego de reglas y medidas. Hay varias opciones, pero nosotros apostaríamos por el kit completo: un buen pie de rey o calibre (los hay incluso digitales, y hoy en día son muy asequibles), un buena regla que te permita medir décimas de milímetro, y un juego de calibres (que en muchas tiendas online encontrarás como string action gauge o filler gauge). De esta forma podrás medir con precisión factores como la separación entre la cuerda y el traste, o la cuerda y la pastilla, etc. No uses tu cinta métrica de toda la vida para esto, porque solo te servirá para devanarte los sesos, dejarte los ojos y jugar a las adivinanzas...
 
Un capo
Básico en muchas tareas, desde la entonación a la chequeo de la acción o la curvatura del mástil. Huye de los capos que incluyen la mayoría de kits de mantenimiento que encontrarás en el mercado. Compra uno decente, y resérvalo en tu caja de herramientas guitarreras.
 
Kit limpiador
Sí, jovencito, el mantenimiento de la guitarra también significa limpieza. Así que hazte con un juego de productos para tener tu instrumento en buenas condiciones, tanto el mástil, que necesitará cuidados regulares si el diapasón es de materiales como el ébano o el palisandro, como el cuerpo y todos los herrajes. ¡Queremos ver tus diapasones bien nutridos y tus herrajes libres de óxido, mozalbete!
 
Un soldador
Solo para alumnos aventajados, un soldador es otra herramienta básica si pretendes lidiar con la electrónica. Ya sea la de la propia guitarra, la de tus pedales, o sencillamente porque te gusta hacerte tus propios cables, un soldador puede llegar a ser un utensilio de un valor incalculable. A más de uno nos ha salvado un concierto cuando aquél bajo dejó de sonar porque había saltado un cable en su interior. Otros nos lo pasamos pipa con nuestros circuitos, nuestros potes, nuestros conectores y nuestros cables. ¡Solo para aventureros del DIY!
 
Pelacables
Si ya tienes tu soldador, lo siguiente que te hará falta (además de estaño y demás parafernalia soldadora) es un buen pelacables. Sí, ya, tú con tus alicates de corte te apañes estupendamente. Pero te aseguramos que siempre llegará el cable que se te resista. Y con un buen pelacables el trabajo es mucho más cómodo, rápido y seguro.
 
Voltímetro
Por último, si estás decidido a trastear con la electrónica, hazte también con un buen voltímetro. Sus aplicaciones son muchas, y tal vez no lo uses al cien por cien. Pero aunque solo sea por poder comprobar la continuidad al soldar tus propios cables, merece la pena. 
 
blog comments powered by Disqus