USA: 1-800-4GIBSON
Europe: 00+8004GIBSON1
GibsonProductsStoreNews-LifestyleLessonsCommunity24/7 Support
Noticias y Reportajes
Síguenos en
Compartir

Nuestro equipo de futbolistas rockeros... y viceversa

Raúl Barrantes
|
28.07.2014

O deberíamos decir futbolistas rockeros. ¡Da igual! Las dos opciones nos valen. En esta recta final que estamos viviendo del espectáculo futbolístico más importante del mundo, es decir, el Mundial, vamos a confeccionar nuestro Dream Team de todos los tiempos en base a un solo criterio: la relación entre futbolistas con el rock, o entre rockeros con el fútbol. Allá va nuestro 11 titular en un clásico 4-4-2... y algún ilustre reserva.

Portería

El jugador del equipo norteamericano Seattle Sounders, Marcus Hahnemann, es un conocido aficionado al metal. “Cuanto más heavy, mejor”, ha confesado, junto con que suele prepararse para los partidos escuchando bandas como Slipknot, Mastodon o Machine Head. Incluso ha colaborado con los trash metaleros Malefice en un tema (Omega). Sin embargo, Hahnemann tendrá que competir duro para ganarse el puesto titular frente a un clásico del fútbol en español: Germán Burgos. No es solo que El Mono Burgos, como se le conoce popularmente, haya llevado una exitosa carrera como guardameta (ahora, como segundo de Diego Simeone al frente del Atlético de Madrid), sino que ha desarrollado una musical en paralelo a sus correrías por los campos de fútbol. Primero con Burgos Simpatía, banda que transmutó en The Garb, con la que actualmente sigue grabando y actuando en directo.

 

Defensa

El sueco Jonas Olsson no solo se gana la vida dándole patadas al balón (y, dada su posición, a alguna que otra espinilla), sino que es, además, un guitarristas hábil y gran aficionado a la música. Llegó a confesar a la emisora Kerrang! Radio, de hecho, que una de las razones para jugar en la Premier League inglesa era, precisamente, la escena musical británica.

Más eminentemente rockero, si cabe, es el estadounidense Alexi Lalas, al que todos recordamos sin duda por sus pintas casi sacadas de un escenario de rock cualquiera. Pues lo cierto es que, al menos, los frecuentaba, ya que cantaba y tocaba la guitarra con su banda Gypsies, con la que sacó dos álbumes. Y Lalas se marcó uno en solitario, Ginger, en 1998, al que han seguido algunos más.

Tal vez no lo sabías, pero Rod Stewart estuvo a punto de convertirse en una estrella del fútbol. Bueno, quizá exageramos... Pero el caso es que, criado en una familia forofa del balompié y fan acérrimo él mismo del Arsenal, Stewart comenzó una prometedora carrera adolescente como defensa, que llevó a capitanear su equipo. Animado por su padre, hizo las pruebas para el Brentford F.C. (un equipo de tercera división, para ser honestos), y nunca llegaron a llamarle. Ahí fue cuando decidió dedicarse a la música, la única otra cosa que el cantante afirma saber hacer además de jugar al fútbol.

Cerrando la línea de defensa, Slaven Bilic es un conocido jugador y ahora entrenador croata que, sí, no solo ama el rocanrol, sino que también hace sus pinitos como integrante de una banda. En este caso, como guitarrista en la formación croata Rawbau, donde suele vérsele con una Gibson Explorer entre las manos. La banda incluso grabó un tema para celebrar la participación de Croacia en la Eurocopa 2008... ¡y llegó a número 1 en su país! ¡Fichado!

 

Medio campo

Seguramente no te descubrimos las Américas con esto que vamos a contarte, pero resulta que los integrantes de Iron Maiden son todos grandes aficionados del fútbol. No solo eso, sino que, como verás en el siguiente vídeo, ¡incluso llegaron a formar un equipo de fútbol! El más forofo, en cualquier caso, parece ser Steve Harris. De hecho, el bajista fundador de Iron Maiden estuvo también (éste, de verdad) a punto de convertirse en profesional, ya que un ojeador le ofreció entrenar con el West Ham United, equipo del que Harris sigue siendo fan incondicional. Afortunadamente para nosotros, Harris se decantó por el rock.

ó una notable carrera como futbolista profesional, llegando a jugar en un par de ocasiones en su selección nacional. Lo suyo era jugar como extremo izquierdo – aunque era diestro -, y dejarse llevar de vez en cuando por un temperamento un poco más propio de un mosh pit que de un campo de fútbol. Pero eh, se retiró a los 31 años entre aplausos de sus fans, y ahora sigue dándolo todo con su banda junto a pesos pesados como Ryan Roxie o Josephine Forsman.

Otro futbolista que ha terminado cambiando el balón por una guitarra ha sido Álvaro Benito, la cara más reconocible de la banda de punk-pop española Pink Noise. En su caso, no obstante, no fue estrictamente elección propia: tras debutar como titular en el Real Madrid en la temporada 1995-96, y disfrutar de una breve popularidad, se lesionó gravemente una rodilla. Tras varias operaciones logró volver a los terrenos de juego pero nunca se recuperó del todo. En 2003 finalmente se retiró para dedicarse a su otra pasión: la música.

Por último, completando nuestros cuatro centrocampistas, tenemos nada menos que al Quinto Beatle. Vale, es cierto, George Best no tiene nada que ver con el mundo de la música. Y lo de Quinto Beatle parece que fue, simplemente, un apodo debido a que era de los pocos, si no el único jugador en su época que saltaba al campo con el pelo largo. Pero lo cierto es que Best llevó una vida de auténtica estrella de rock pasada de vueltas. Cuando ganó la Copa de Europa con el Manchester United, lo celebró a lo grande: el club no conseguía encontrarle para comunicarle que había sido premiado con el Balón de Oro como mejor jugador del año, mientras Best pasaba el rato en un hotelazo de Nueva York con Miss Mundo y, dicen, 15.000 dólares esparcidos por la habitación. Las juergas y los excesos fueron tan parte de su vida como los tacos y el césped... seguramente más. Y aun así llegó a ser uno de los grandes del balompié. ¡Toma ya!

Delanteros

Si siguiéramos la estela de George Best, tendríamos que elegir como estrella indiscutible de nuestra delantera a Mágico González. Como el Quinto Beatle, el salvadoreño Jorge Alberto González fue un jugador excepcional de una época que ya quedó atrás. Tan hábil en el campo como juerguista fuera de él, a Mágico González tenía que ir muchas veces el entrenador a buscarle a bares y discotecas para arrastrarle al entrenamiento. El cénit de su carrera futbolístico-juerguista fue su época en el equipo español Cádiz C.F.: mítica fue aquella semifinal del Trofeo Ramón de Carranza frente al Barcelona en la que Mágico González no pudo saltar al campo en el once inicial porque no llegó a tiempo; lo hizo en el medio tiempo, presumiblemente tras una buena jarana, se vistió, bebió agua y saltó al campo para levantar el 0-3 que cargaba su equipo en contra. El partido acabó 4-3, con dos goles de Mágico González y dos asistencias para los otros dos tantos. ¡Una auténtica estrella!

Y aunque nos encantaría incluir en este once titular a otro futbolista rockero ilustre como Manolo Alfaro, “el AC/DC del fútbol español”, conocido por su afición a llevar bajo la indumentaria oficial de su equipo camisetas de AC/DC o Barricada, el último puesto se lo tenemos que dar a Lionel Messi. Y es que resulta que el que probablemente es el jugador más importante de los últimos tiempos, destinado según muchos a ocupar un puesto en el panteón de los mejores de la historia (el tiempo dirá...), es también un guitarrista aficionado y fan incondicional de Oasis. ¡A nosotros nos vale!


Lionel Messi
 

blog comments powered by Disqus