USA: 1-800-4GIBSON
Europe: 00+8004GIBSON1
GibsonProductsStoreNews-LifestyleLessonsCommunity24/7 Support
Noticias y Reportajes
Síguenos en
Compartir

Sobre el factor de ganancia de las válvulas

Raúl Barrantes
|
20.05.2014
Uno de los trucos más comúnmente utilizados por los guitarristas para personalizar el sonido de sus amplificadores en busca de ese esquivo “tono” que escuchan en sus cabezas, pasa por cambiar las válvulas. Por muy bien que suene nuestro ampli, puede que no acabe de alcanzar ese timbre que perseguimos. Y cierto es que una de las formas de darle un empujoncito en la dirección correcta puede ser precisamente la de cambiar las válvulas.
 
Nos referimos a los tubos del preamplificador, eso sí, ya que las válvulas de potencia suelen ser inamovibles. Es decir, solo podemos sustituirlas por otras de su mismo tipo y clase: 6L6 por otras 6L6, un juego de EL84 por otras EL84... ¡no intentes encajar unas en el zócalo de otras! En el preamp, en cambio, la “familia” de la ubicua 12AX7, particularmente, ofrece un buen puñado de versiones que permiten jugar con algunos parámetros del amplificador a través de un simple cambio de válvulas.
 
Es el factor de ganancia de cada tipo lo que determina cómo la válvula elegida afectará al sonido del ampli. Una característica que, en realidad, es muy fácil de entender: se trata de una medida de cuánto amplificada una válvula la señal recibida a su entrada, de tal forma que la 12AX7 hace las veces de referencia, con un factor de ganancia de 100. A partir de aquí, otras válvulas, como la 12AT7 o la 12AY7 tendrán factores de ganancia que reflejarán una reducción con respecto a aquélla. Lo entenderemos más fácilmente con esta pequeña tabla:
 
12AX7 (ECC83, 7025, ECC803, 6681) → 100
5751   → 70
12AT7 (ECC81, 6201, 6679) → 60
12AY7 (6072) → 45
12AV7 (5965) → 41
12AU7 (ECC82, 5963, 5814, 6189) → 19
 
Son ésas las válvulas de la “familia” más habituales, con sus respectivos factores de ganancia y las denominaciones alternativas más comunes. De tal forma que, si la 12AX7 es la referencia, al cambiar una válvula de este tipo por una 5751, por ejemplo, estaríamos obteniendo un 30% menos de ganancia en la sección de preamplificación. ¿Por qué puede resultar esto interesante?
 
Para empezar, es una solución bastante efectiva para suavizar un amplificador que entregue mucho volumen. Pero no solo esto: el cambio de ganancia en un sistema (el conjunto del ampli y sus componentes) diseñado para una determinada, sin duda afectará de diferentes modos, a veces impredecibles, al sonido final. Por ejemplo, es habitual que al hacer trabajar menos a la sección de preamp, subamos el volumen y por tanto forcemos la de potencia. Logrando, por el camino, algo más de esa saturación de power-amp que tan necesaria es en muchos estilos. Tendremos también, presumiblemente, un amplificador con una distorsión menos áspera, si es lo que queremos – al reducir el pregain – y más pegada y claridad.
 
Por supuesto, si lo que queremos es un tipo de saturación de tipo high-gain, el cambio de válvula de preamp no es precisamente lo idóneo, porque lo que suelen buscar los amplificadores de alta ganancia es precisamente esa distorsión del preamplificador. Aunque a veces estos cambios se realizan en la dirección inversa: de una válvula con un factor de ganancia menor, hacia una con uno mayor. No es lo más común ni tampoco lo más recomendable: es preferible que, puestos a que un diseño funcione fuera de sus intenciones iniciales, lo haga a la baja que al alza. Sin embargo, un cambio de una 12AT7 (visible en unos cuantos circuitos clásicos de reverb) por una 5751 es relativamente sutil y un aumento de ganancia conservador pero notable para según qué oídos.
 
Nos atrevemos a decir, en cualquier caso, que casi todos los cambios de válvula de preamp tienen como objeto jugar con la ganancia general de éste para afectar así a la sección de potencia, en busca de timbres determinados. Se emplea esta técnica también con la válvula del inversor de fase (phase inverter), que suele ser la última antes de la etapa de potencia. Y es, en definitiva, lo que hacían guitarristas como Stevie Ray Vaughan para lograr tonos más gordos, llenos. Porque, por paradójico que pueda resultar, en muchas ocasiones en el mundo de la guitarra, menos ganancia resulta precisamente en un sonido más grande.
 
Eso sí, tenemos que terminar con una advertencia: aunque los cambios de válvulas de los que hablamos suelen dar buen resultado de forma general, tu amplificador estará diseñado para funcionar con según qué componentes. Esto quiere decir que estos cambios pueden resultar en un sonido que no te guste: además del factor de ganancia, hay otros elementos en juego, y algunos circuitos son más sensibles que otros. Además, no podemos garantizar que no haya problemas como resultado de cambios de válvulas mal realizados o entre tubos no compatibles.
 
Sigue nuestros consejos como reglas generales a partir de las que realizar tus propias experimentaciones. Y no descartes consultar en la red o en persona con otros usuarios que hayan intentado lo mismo que pretendes hacer tú para contrastar experiencias. Y recuerda: en el interior de un amplificador puede haber voltajes altos que pueden resultar peligrosos o fatales para una persona. Actúa con cuidado, y si no te sientes seguro, acude a un especialista.
 
blog comments powered by Disqus