USA: 1-800-4GIBSON
Europe: 00+8004GIBSON1
GibsonProductsStoreNews-LifestyleLessonsCommunity24/7 Support
Noticias y Reportajes
Síguenos en
Compartir

Top 10 Dúos de guitarra

Raúl Barrantes
|
13.11.2013
Hubo un momento, en el paso de los años 70 a la década de los 80, que el mundo del rock se pobló de guitarras gemelas. Muy especialmente en el mundo del metal – y sus hijos bastardos -, los dúos de guitarra pasaron a ser casi la norma en las nuevas hornadas de bandas, y a marcar un sonido característico que gozamos y sufrimos a partes iguales hoy en día (porque componer para dos guitarras es un arte difícil de dominar... aunque eso es tema para otro día).
 
No es que las twin guitars fueran una novedad en todo caso: aunque muchos de los grandes grupos que definieron lo que sonaría a continuación en los años precedentes lucían en sus formaciones un solo guitarrista (Led Zeppelin, Black Sabbath, Hendrix...), lo cierto es que ya en los 60 y 70 los dúos iban dejando su impronta. ¿Que por qué no damos nombres? Bueno, no vamos a desvelar nuestra selección (sin ningún orden particular) de los mejores dúos guitarrísticos del rock y el metal antes de tiempo. Venga, solo tienes que esperar... tres... palabras... más...
 
Adrian Smith y Dave Murray
A la vanguardia de lo que se denominó muy rimbombantemente New Wave of British Heavy Metal, se encontraba a principios de los 80  Iron Maiden. Y sobre sus guitarristas, Smith y Murray recae en buena medida la popularización de las guitarras gemelas. Más allá de adoptar esos rasgos de la etiqueta (el endurecimiento del sonido, la velocidad, algunos elementos del punk, el drama...), la banda se caracterizó por líneas de guitarra armonizadas que a día de hoy siguen siendo casi, casi, una razón de ser de la formación. Eso, y el caballito de Steve Harris... ¿Quién no sigue alucinando como el primer día con The Trooper?
 
Kirk Hammett / James Hetfield
Aunque en principio los papeles de los dos guitarristas están bastante definidos (Hetfield suele llevar el peso rítmico y Hammett el solista), lo cierto es que no siempre es así. James ha demostrado en muchas ocasiones que tiene grandes dotes para construir solos memorables (¡Master of Puppets!), y en muchas ocasiones, la banda se ha adentrado también en ese camino que es casi obligatorio en cualquier banda de metal desde hace décadas: las armonías de guitarra. Por ejemplo, en el clásico One.
 
Rodrigo y Gabriela
¡Mucho ojo con este increíble dúo acústico! Esta pareja mexicana puede que se de más a la fusión de ritmos latinos y al trabajo puramente acústico. Y ya en ese ámbito exclusivamente resultan brillantes. Pero es que, además, tienen una vena metalera que se les cuela aquí y allá durante sus conciertos, en los que reinterpretan a su manera temas de Metallica, Pantera o Slayer. Con Roberto Trujillo, de Metallica precisamente, han colaborado en más de una ocasión.
 
Dave Mustaine y Marty Friedman
El que fuera guitarrista solista de Metallica hasta que siguió su propio camino (no es momento ahora de entrar en los feos detalles de esa historia) al frente de Megadeth, siempre se ha rodeado de grandes guitarristas. Pero sin duda alguna, su colaboración más fructífera y revolucionaria fue la que realizó durante cinco discos de la banda con Marty Friedman, incluyendo el ya clásico Rust In Peace. Probablemente, juntos alcanzaron la cima de lo que podían lograr como guitarristas.
 
Brian Robertson y Scott Gorhan
Todos recordamos las líneas de guitarra del mítico The Boys Are Back in Town. Y hay que admitir que, probablemente, temas como éste dejaron una impronta que luego recogerían las nuevas generaciones de guitarristas que recorrieron la senda de las guitarras gemelas y las armonías entrelazadas. Brian Robertson y Scott Gorhan fueron los responsables en buena medida de esta nueva tendencia, al menos a este lado del Atlántico. Y así lo demuestra que bandas como Iron Maiden sigan reconociéndoles como una influencia determinante.
 
Rudolf Schenker y Mathias Jabs
Al César lo que es del César: sin duda alguna, el heavy metal europeo no sería lo mismo de no haber existido esa banda germana llamada Scorpions que, por suerte o por desgracia, todos asociamos hoy en día con ciertas baladas. Y aunque a este dúo probablemente habría que añadir un tercer nombre, el de Michael, el hermano de Rudolf que militó varios años en la formación antes de seguir su propio camino (¡y menudo camino!), Rudolf y Mathias cimentaron un sonido característico que dejó su huella en el rock germano.
 
Brent Hinds y Bill Kelliher
Debilidad personal de quien esto suscribe, los guitarristas de Mastodon son seguramente uno de los dúos más interesantes de la “nueva hornada” de bandas metaleras. Lo suyo es un trabajo como dúo complejo e intrincado, asimilando diferentes ramas de lo que en general llamaríamos heavy metal, y con cierta tendencia a lo progresivo que, probablemente, no los hagan demasiado asequibles para el fan medio. Curiosamente, Thin Lizzy es también una de las razones por las que la banda comenzó a funcionar, influencia común de algunos de sus miembros.
 
Kerry King y Jeff Hannemann
Aunque Hannemann ya no milita en las filas de Slayer, lo cierto es que este dúo resultó fundacional en lo que hoy conocemos como el sonido de guitarras thrash. Tantas y tantas bandas los citan como influencia, desde Sepultura a Machine Head, pasando por formaciones para nada metaleras como Weezer (que les mencionan directamente en una canción), que tienen su sitio ganado con creces en esta lista.
 
Slash y Izzy Stradlin
Si hay que señalar a los mayores responsables de que el sonido sleazy se popularizara como lo hizo en el paso de los años 80 a los 90, los nombres están claros: Slash e Izzy Stradlin. Al frente, con el permiso de Axl Rose, de Guns N' Roses, este dúo guitarrístico nos ofreció temas que son ya parte de la historia del rock. No en vano, Appetite for Destruction, un disco memorable en muchos aspectos, pero especialmente en el trabajo de las guitarras, sigue siendo un álbum de cabecera para muchos.
 
Angus y Malcolm Young
Y nos dejamos para el final al que probablemente sea el epítome del dúo guitarrístico del hard rock. No, Angus Young y su hermano Malcolm nunca se han dado a las filigranas a cuatro manos, ni a las armonías, ni a todas esas cosas que parecen de rigor si uno compone para dos guitarras. Los Young siempre han tenido una prioridad: lograr un sonido sólido, contundente y demoledor. Y aunque en buena medida el foco en AC/DC siempre ha recaído en Angus, lo cierto es que gran parte de la culpa del éxito la tiene Malcolm: discreto, limitándose al trabajo rítmico sobre el que su hermano puede hacer su duck-walking, pero sólido como una roca. Un dúo en el que las funciones están claramente delimitadas, que funciona como una máquina perfectamente engrasada, y en la que el resultado final es lo único que importa.
 
Y tú, ¿tienes tus propios dúos de guitarra favoritos? ¿No están en la lista? ¡Pues no te cortes y cuéntanoslo en los comentarios!
 
blog comments powered by Disqus