USA: 1-800-4GIBSON
Europe: 00+8004GIBSON1
GibsonProductsStoreNews-LifestyleLessonsCommunity24/7 Support
Noticias y Reportajes
Síguenos en
Compartir

Top 10 Guitarristas de la Gibson ES-335

Raúl Barrantes
|
14.08.2013
Historia de la Gibson ES-335
Visita nuestros modelos Gibson y Epiphone ES

Tiene ya más de 50 añitos en sus curvas, y, como os contamos por aquí cuando repasamos su biografía, es la única de nuestras muchachas que puede presumir de haber estado en producción continua desde el primer día. Se trata, no es difícil de adivinar, de la Gibson ES-335, una de nuestras guitarras más icónicas y con la que se han escrito unas cuantas páginas de la historia del rock. Desde guitarristas de blues, a los primeros rocanroleros, e incluso modernos hard-rockeros en el sentido más amplio del término (y el género), la 335 ha pasado por todo tipo de manos, demostrando que, más allá de su concepción inicial, se trata de un instrumento versátil y con mucho que decir en géneros tan distantes como el jazz o el punk-rock.
 
No podemos mencionar a todos los que son, pero los que están son, seguramente, algunos de los guitarristas más representativos de la “Electric Spanish”, tanto por su influencia o popularidad pasada o presente, como por todo lo que han conseguido expresar a través de nuestra “semi-hueca” más célebre. Pasen y vean, damas y caballeros, a 10 titanes de la ES-335.
 
 
Chuck Berry
Da la casualidad de que Chuck Berry, el iniciador de tantas cosas en el mundo del rock, lanzó uno de sus grandes éxitos, Sweet Little Sixteen, el mismo año que la ES-335 llegó a las tiendas, en 1958. Si el bueno de Chuck hubiese sabido que ése sería el comienzo de un romance que llega hasta nuestros días – el guitarrista acostumbra a girar únicamente con su 335 como equipaje... sin banda ni más equipo -, tal vez hubiera titulado al tema Sweet Little Six-string. Así nos gusta cantarla a nosotros de vez en cuando...
 
Warren Haynes
Un auténtico power-user de guitarras Gibson, tal vez Haynes esté más asociado a La Les Paul, pero en innumerables ocasiones se le ha podido ver con una 335 entre las manos. Por ejemplo, en su último disco en solitario, Man in Motion (2011), donde el guitarrista de The Allman Brothers Band y Gov't Mule la ha usado con profusión porque, según él, es perfecta para los ritmos más soul y blues del álbum. 
 
Eric Clapton
Antes de que su imagen quedara asociada a su “Blackie”, Clapton escribió unas cuantas páginas de la historia del rock con guitarras Gibson. Entre ellas, una ES-335 con la que dibujó buena parte del sonido de Cream. Precisamente la que protagonizó los directos de su gira de despedida en 1968, y que años más tarde subastara para obtener fondos para su centro de rehabilitación Crossroads. ¿La puja final? 847.500 dólares... 


 

Andrew Stockdale
Guitarristas mucho más jóvenes que estos primeros protagonistas están también descubriendo las bondades de la ES-335. Por ejemplo, Andrew Stockdale, la cara más visible de unos Wolfmother que parecen haber desaparecido y vuelto a la vida en el mismo año, ha parido un buen puñado de grandes riff de hard-rock sobre el diapasón de una. 
 
Larry Carlton
No hace falta tener una mente preclara, ni tan siquiera demasiado sagaz, para adivinar cuál es la guitarra predilecta de un guitarrista al que apodan “Mr. 335”. ¡Hasta ese punto su sonido y su carrera están asociados a esta guitarra! Durante los 70 y 80 Larry Carlton fue uno de los guitarristas de jazz más imitados en todo el mundo, y a día de hoy sigue siendo una referencia ineludible con casi una treintena de discos a sus espaldas en los que, como en directo, la ES-335 tiene mucho que decir.
 
Josh Homme
Llegado este punto, hacemos algo de trampa. Primero, porque Homme no es seguramente un guitarrista muy dado a las grandes marcas ni a dejar que se le asocie demasiado con ninguna. Y segundo, porque la 335 con la que se le veía, especialmente en la época del Lullabies to Paralyze, es en realidad una Epiphone Dot. Afinada en C (Do) es una guitarra a la que el líder de Queens of the Stone Age vuelve recurrentemente una y otra vez, en escenarios grandes... ¡y pequeños!

 

 
Chris Cornell
Siguiendo con guitarristas modernos, el front-man de Soundgarden no solo es que sea un fiel usuario de ES-335... ¡es que tiene incluso un modelo signature! La Chris Cornell ES-335 es sin duda la prueba evidente de que este instrumento es un auténtico todo terreno, tan válido en las manos adecuadas para el rock alternativo que se gastan los renacidos muchachos de Seattle.
 

Dave Grohl
Y otro guitarrista que, a día de hoy, es seguramente todo un icono de lo mejor que el rock puede ofrecer. Sin ser ningún tipo de virtuoso (no, al menos, con las seis cuerdas... a la batería es otra historia), la imagen de Grohl y, por tanto, de Foo Fighters, una de las más grandes bandas de rocanrol de la actualidad, está ya  para siempre asociada a una ES-335 muy especial: la DG-335 que Dave lleva prácticamente pegada a sus manos como líder de los Foo, una versión actualizada de la Trini López Standard que, en definitiva, es una derivación de la 335 de toda la vida. 

 
 

Alvin Lee
Dos cosas consiguió Alvin Lee en el mítico concierto de Woodstock de 1969: uno, que muchos se dieran cuenta de que el blues se podía tocar a velocidades absurdas y seguir conservando todo lo suyo, elevado a la estratosfera, gracias a aquel I´m Going Home anfetamínico que se marcaron Ten Years After. Y, dos, dejar a todo el mundo enamorado de su ES-335 customizada, que luego siguiera usando con su banda durante años. 
 
B.B. King
Y terminar un artículo sobre la ES-335 y guitarristas, y no hablar de B.B. King y Lucille es impensable. Una 335 fabricada expresamente para el gran guitarrista de blues que, antes de ponerle el nombre y las manos encima a la que es desde hace más de tres décadas su guitarra inseparable, ya era fiel a este modelo. Viva la reina... ¡y viva el rey!

 


 
blog comments powered by Disqus