Para ser uno de los modelos más sencillos de Gibson, lo cierto es que la Melody Maker ha vivido a lo largo de sus más de 50 años unas cuantas encarnaciones. Y no hablamos simplemente de presentar uno o dos cutaways: diferentes puentes, incluyendo trémolos y vibrolas, configuraciones con humbuckers (una o dos) o single coils, o, más recientemente, una completa línea en la que el concepto Melody Maker adapta diferentes formas clásicas de Gibson, desde la Les Paul a la Explorer, pasando por la SG o la Flying V. Este año, además, dentro de las incorporaciones a la familia Gibson que nos trae 2014, está la Les Paul Melody Maker (no confundir con la Melody Maker Les Paul... en este caso, el orden de los factores sí altera el producto), todo un mastodonte de rocanrol con dos P90 en un formato modesto, sencillo y asequible.
 
A lo largo de los años, esa combinación de sencillez y sonidazo que encierra la Melody Maker ha cautivado a muchos grandes guitarristas de diversos géneros. Convirtiendo lo que para algunos no era más que un bloque de madera con pastillas en todo un icono de las seis cuerdas. Repasamos algunos y algunas de ellos, y os invitamos a recordarnos en los comentarios a quién nos hemos dejado de manera imperdonable fuera. Comenzamos...
 
Billie Joe Armstrong
No está demás empezar con el líder de Green Day para solventar un error común que escuchamos y leemos de cuando en cuando: no, una Les Paul Jr. no es lo mismo que una Melody Maker. Ante la duda, por lo general basta con fijarse en la pala para diferenciar una de otra (aunque no siempre es tan fácil): la Melody Maker tiene el headstock – además del cuerpo – más fino que la pala tradicional de Gibson. En cualquier caso, Billie Joe lleva años enganchado a la Les Paul Jr., con sus propios modelos signature incluidos. Pero no es raro verle también con una Melody Maker Vintage que le viene al pelo para el sonido Green Day.
 
Paul Westerburg
Otro ejemplo de buen uso, y abuso, punk rock de la Melody Maker. Un instrumento que sin duda encontró en esta escena una especie de segundo hogar. El líder de The Replacements, por ejemplo, es otra de las grandes figuras del punk rock y el rock alternativo a la que es fácil asociarla con la Melody Maker.
 
Eric Carmen
No, probablemente no sea Eric Carmen uno de los guitarristas favoritos de muchos de los que nos leéis, pero el autor de temas como All By Myself y ex miembro de The Raspberries tiene un hueco aquí porque fue el primer dueño de la Melody Maker de otra de las personalidades en esta lista. Y fue quien le dió el acabado en blanco y le puso su primera humbucker... ¿Adivinas ya quién se la compró?
 
Keith Richards
Ya, ya, al bueno de Keef le hemos visto con tantas guitarras que asociarlo específicamente a una puede ser algo difícil. Pero lo cierto es que durante los 60 era muy común verle con una Melody Maker con doble cutaway y una única P90 entre las manos. Solo él sabe qué temas míticos de la banda compuso y grabó con esa guitarra, pero a uno se le dispara la imaginación solo de pensarlo, ¿verdad?
 
Robby Krieger
Otro guitarrista al que todos asociamos con una guitarra concreta, la SG con la que firmó buena parte del tremendo sonido que Krieger aportó a la mítica banda The Doors. Pero, en realidad, no era ésa la única seis cuerdas que usaba el guitarrista. Además de una Les Paul Custom Black Beauty y una ES-335, en el arsenal de Krieger también había sitio para una Melody Maker. ¡Por algo sería!
 
Joe Perry
No pretendemos decir aquí que a un guitarrista tan polígamo, guitarrísticamente hablando, como Joe Perry podamos asociarlo de forma diáfana con la Melody Maker. Pero lo cierto es que el guitarrista de Aerosmith las ha usado profusamente tanto en el estudio como sobre el escenario. Y haciéndola sonar tan espectacular como su célebre Joe Perry Boneyard Les Paul...
 
John Lee Hooker
No es fácil señalar específicamente qué guitarras usaban leyendas del blues como John Lee Hooker o, por ejemplo, Muddy Waters en sus inicios. Pero a Hooker se le fotografía en varias ocasiones con una Melody Maker en las manos. Y si era buena para él...
 
Rory Gallagher
Es ya icónica la imagen del gran blues-man irlandés (con el permiso de Gary Moore, otro aficionado a esta guitarra, por cierto) esgrimiendo una Melody Maker. Concretamente, una de 1960 con un precioso acabado “sunburst”. Por ejemplo, aquí:
 
 
 
Billy Gibbons
A esta leyenda viva de la guitarra es difícil no asociarlo con la célebre Pearly Gates. Pero aunque nuestro reverendo preferido le ha puesto nombre ya a varias Les Paul, lo cierto es que sus inicios están íntimamente ligados a una Melody Maker. Concretamente, a la que le regalaron cuando tenía trece años. Sí, su primera guitarra fue, ni más ni menos, que una Melody Maker. ¿Lo sabías?
 
Joan Jett
Y mucho nos tememos que, aunque no sea la mejor guitarrista de esta lista, si algún héroe (heroína, en este caso) de las seis cuerdas está profundamente ligado a una Melody Maker, ésa es sin duda Joan Jett. Por algo tiene su propio modelo signature. Y, si lo adivinaste, premio para ti: efectivamente, fue ella quien compró la Melody Maker de Eric Carmen, con la que luego batalló en mil y un conciertos, y que modificó en varias ocasiones. Pero siempre, siempre, ha sido su guitarra principal.