USA: 1-800-4GIBSON
Europe: 00+8004GIBSON1
GibsonProductsStoreNews-LifestyleLessonsCommunity24/7 Support
Noticias y Reportajes
Síguenos en
Compartir

Una mirada a la carrera de Dave Navarro

Kiko Jones
|
13.11.2012
El modelo Epiphone: Dave Navarro Signature

La historia del rock se ha caracterizado por contar con una serie de guitarristas que en diferentes momentos a través de los años han capturado la esencia de la música y la han hecho propia. Desde Chuck Berry, pasando por Eric Clapton, Jimi Hendrix y luego Eddie Van Halen, guitarristas con un estilo único han definido la forma en que el rock se ha presentado a las masas, debido, por su puesto al papel predominante del instrumento dentro del género.



Pero por otro lado ha habido unos cuantos guitarristas de no tan alto octanaje en términos de solos y su respectiva pirotecnia. Instrumentistas que han desarrollado un estilo con base a textura y matices; colores que han creado un sentir cuando el momento lo ha dictado. Entre ellos, por ejemplo, Robert Smith de The Cure, David J de Love and Rockets, y The Edge de U2 son nombres que inmediatamente salen a relucir cuando se contempla este tipo de contribuciones al sonido de la guitarra rock.

Ahora bien, lo interesante es que rara vez estos estilos tan disparejos - la intensidad de una guitarra líder y las texturas de una guitarra en onda a veces atmosférica - se encuentran presentes en una propuesta musical. Y menos aun dentro del arsenal estilístico de un guitarrista en sí. Sin embargo, Dave Navarro ha demostrado repetidas veces en las diferentes y numerosas situaciones musicales en que se ha desempeñado, que su estilo es un híbrido único de estas expresiones.  

Con la inigualable Jane's Addiction, banda de la cual es miembro fundador y de quién ha sido su guitarrista durante toda su existencia, es donde se encontrarán la mayor cantidad de ejemplos de esta dualidad musical de Navarro. "Three Days" un tema del álbum 'Ritual de lo Habitual' [Warner Bros-1990], influenciada por el rock progresivo y cuyas letras hablan de un triángulo romántico, es una obra majestuosa de casi 11 minutos de duración que muestra a Navarro en uno de sus mejores momentos como guitarrista.

Arte del disco 'Trust No One'


Alternando entre texturas y una guitarra virtuosa Navarro establece de manera contundente la base del argumento de que es sin duda el eslabón perdido entre el contingente de Robert Smith y el de los Eddie Van Halen del mundo de la guitarra de rock. Es más, se podría decir que parece ser una especie de continuación de la visión futurista de Hendrix para tanto el instrumento como la música en sí. No se pierdan de los formidables destellos de fuegos artificiales que Navarro desata con sus seis cuerdas a los 4:43 de la canción y más tarde a los 9:37 de la misma.

Pero no es solo en el material de Jane's Addiction que Navarro ha desplegado sus dotes. Luego de la disolución de la banda en 1991 - poco después de la edición inaugural del festival Lollapalooza que encabezaron - Navarro formó parte de Deconstruction, un trío que contó con el ex bajista de Jane's Eric Avery y el baterista Michael Murphy. "L.A. Song" el único sencillo del álbum auto titulado de la banda [American-1994] y que fue el único disco de Deconstruction se considera hoy en día una obra maestra de culto, muestra bastante de la majestuosidad, sensibilidad y destreza de la guitarra de Navarro, pero no es sede exclusiva en el álbum de estos atributos. Un año después y a pesar de ser de una onda diferente a lo que Navarro estaba acostumbrado musicalmente, este cargó de su personalidad como guitarrista los temas de 'One Hot Minute' [Warner Bros-1995] de The Red Hot Chili Peppers logrando resultados notablemente positivos.

A partir de finales de los años noventa hubo reuniones intermitentes de Jane's Addiction. En medio de esto Navarro grabó y lanzo su primer álbum como solista, 'Trust No One' [Capitol-2001] en que además de cantar y componer los temas del mismo, continuó demostrando su amplia destreza tanto como virtuoso como experto en crear matices y texturas con las seis cuerdas.

Dos ejemplos fueron el primer sencillo "Rexall", así como "Mourning Son" y el cover de la canción "Venus in Furs" de la banda Velvet Underground, su canción favorita de todos los tiempos. 'Trust No One' fue exitoso pero Navarro se sintió con dudas al respecto. "Hice un disco solista donde lo hice todo y me fui de gira y a pesar de haber sido una experiencia tan maravillosa como lo fue, no es lo que quiero hacer a tiempo completo...No me gusta. Es algo que hago de vez en cuando y sin duda tengo la intención de hacerlo de nuevo, pero estoy mucho mejor equipado para formar parte de un grupo", declaró.

Hoy en día Navarro se mantiene en su rol como guitarrista de Jane's Addiction y como colaborador ocasional de figuras como Nine Inch Nails, Glenn Hughes y Tommy Lee, entre otros.

blog comments powered by Disqus