Estas fotografías hacen parte de la filmación del nuevo video (“Goodbye”) del cantautor chileno Beto Cuevas. El clip fue grabado en Los Ángeles y su Epiphone John Lennon Casino lo acompañó en varias locaciones, como las playas de Malibú y en ‘Downtown LA’.